MATÍAS BRAIN, EL PRIMER OLÍMPICO 

La irrupción de Matías Brain en el triatlón chileno el año 1989, se da coincidentemente el mismo año de la fundación de la ITU, aquel año definen la distancia Olímpica, distancia que sería años después donde Matías destacaría y nos representaría como seleccionado chileno y posteriormente como el primer triatleta olímpico chileno.

Los años noventa conocieron del primer auge de nuestro deporte, la mayor cobertura de pruebas internacionales, la figura de Cristián Bustos que ya brillaba en pruebas Ironman, incentivaron la creación de clubes y de competencias en todo el país.

Matías de 14 años se acerca por primera vez al deporte que determinaría su vida así como el futuro mismo deporte en nuestro país. A esa edad se enamora de la especialidad que lo convertiría en “Leyenda”.

Formó parte de una generación muy prolífica del Club Deportivo de la Universidad Católica, la que llamarón “La Patrulla Juvenil” con Juan Pablo Grez, Carlos Cremaschi, Rubén Arias, Eduardo “Lalo” Araya entre otros. La que dominó la escena local durante los 90s y donde Matías fue protagonista.

Al poco andar destacaba como un deportista que podía mantener un alto nivel en las tres disciplinas, gran nadador, consistente ciclista y veloz atleta. Performance que le permitió consolidarse rápidamente y los resultados no tardaron en llegar.

 

Campeón nacional de triatlón elite los años; 1993, 1994, 1996, 1997, 1998, 1999 y 2000.

Matías Brain, lograba no solo ser el triatleta con más campeonatos nacionales y dominador absoluto del calendario local sino que fue el ídolo al cual veíamos competir, ganar y proyectarse a nivel internacional, como la figura de recambio, de futuro para nuestro deporte.

  • Fue el mejor representante Chileno en los juegos Panamericanos del año 1995.
  • Obtuvo el 3º lugar en el Sudamericano del año 1995.
  • Fue 30º en el Campeonato del Mundo en Cancún el 1995.
  • Dos veces 9º lugar en las Copas del Mundo de Gamagori, Japon y Drummondville, Canada.
  • 3º lugar por equipos en los Juegos Odesur de Ecuador 1998.
  • 14° Lugar juegos panamericanos de Winnipeg, Canadá 1999.

 

Lo que le faltaba era la gloria olímpica…

El año 2000 en Sydney formó parte del legendario grupo de hombres y mujeres que tuvieron el honor de inaugurar la historia del triatlón olímpico, en un recorrido que pasaba por los más famosos iconos de la ciudad.

La selección de participantes para conseguir el pasaporte olímpico, es en un sistema único de puntuación donde cada atleta debe rescatar la ansiada clasificación con puntos obtenidos en Copas del Mundo, Campeonatos “regionales”, Campeonatos del Mundo y pruebas internacionales. Cada país estuvo representado por un máximo de 3 hombres y 3 mujeres. 

Una buena natación lo mantuvo en los grupos de avanzada, pero un lamentable accidente en el ciclismo hipotecaria las chances de conseguir una ubicación de privilegio, un 41º lugar que no representó el desempeño  de Matías en el debút del triatlón olímpico, nos quedamos con la sensacíon de que pudo haberse encumbrado más, era más atleta que muchos que cruzaron antes que él la linea de llegada.

Pero la historia y el triatlón le daría revanchas, de esas que se atesoran con el alma, de las que fuimos testigos en primera persona, por que Pucón seria para Matías a juicio personal el lugar donde tendría su mejor performance.

 

Matías en Pucón…

Año ’99, Edición 13º del Triatlón de Pucón, en la clásica distancia de 1,6/64/16.

El Start List de la carrera era encabezado por Peter Reid, último campeón en Hawaii, el Campeón del Mundo venia con chapa de favorito y con los años se convertiría en uno de los triatletas más ganadores en Kona, 3 campeonatos mundiales, 3 sub campeonatos mundiales y un 3º lugar. Un verdadero Idolo. Pero no estaba solo Chris Legh seria otro contrincante con un palmarés impresionante 6° en Hawaii en el ’98, 8° en el ’99 y ganador de 40 competencias de media distancia a lo largo y ancho del planeta lo ponían en un sitial de honor para llevarse la competencia. Con ellos Tony De Boom y Chucky V dos superclase que podían estar en el podio de cualquier carrera en la que tomaran la linea de salida.

La competencia fue ganada por Chris Legh, Matías obtiene un impecable segundo lugar, brilló con luz propia ganándole ni más ni menos que al campeón del mundo, Bustos fue 6º. Ese año Pucón fue para Brain y todas las luces lo indicaban a él. Para Matías su mejor carrera, corriendo entre sus compatriotas, ganandole a leyendas del deporte mundial y encumbrándose a un segundo lugar que tenia más sabor a oro que nunca, entre los mejores del mundo se instalaba en nuestra competición más importante, entró al podio de Pucón.

El 2000 no fue muy distinto, regresaron Chris Legh y Tony de Boom, en una mañana especialmente fria que ocasionó más de algún inconveniente, pero él nuevamente estaba decidido a entrar a la historia, Chriss Legh repite el triunfo del año anterior,Tony de Boom se alza en el segundo lugar y Matías logra un tercer lugar que no tenia nada de frustración al contrario la alegría de estar nuevamente en el podio de Pucón y  ganándole a Cristián Bustos quien fuera 4º.

Un par de incursiones en la larga distancia lo llevaron al Ironman de Brasil el año 2002, donde con 9:20:00 le permite instalarse en el top 20 con clasificación a Hawaii incluida, durante ese mismo año logra entrar dentro de los primeros 110º en la isla grande registrando 9:41:00, un sueño cumplido más para un deportista que nos dio grandes alegrías y mostró el camino para futuras generaciones.

Lamentablemente y en sus propias palabras el año 2003 se retira por falta de apoyos económicos que le permitieran continuar con su exitosa carrera.

 

Después de la competencia…

Pero Brain no se detuvo ahí, a los pocos meses muchos deportistas se le acercaron por consejos y guías a pedirle derechamente que los preparara para Pucón, de esta forma y con un Matías que a esa altura terminaba sus estudios de Educación Física, decide formar su club el “Brain Team” equipo dedicado al entrenamiento de triatlón de niños y adultos, que al día de hoy se mantiene solo con adultos y centrado en la larga distancia.

Pero eso no es todo, es que Matías ha sido un visionario y desde hace ya largos años que ha conseguido consolidar eventos deportivos, desde el Running, el Trail Running, el Triatlón y el Duatlón. Circuitos de carreras y carreras icono del calendario nacional han estado en su curriculum como productor.

La imagen de Matías Brain, no solo ha influido en su rol de deportista sinó en una serie de instancias en el ámbito nacional del triatlón, donde él mismo destaca el rol de su familia para la obtención de estos resultados, señalando que han sido fundamentales e incondicionales en cada uno de los proyectos que ha emprendido.

Párrafo aparte es el que vive a través de la “Fundación Umano”, que parte como un proyecto familiar liderado por su señora Carolina Bahamondes, en donde impulsan situaciones y espacios de sensibilización respecto de la necesidad de valorar y promover la inclusión y donde Matías es un actor comprometido y tiene un rol relevante.

En la actualidad se mantiene muy activo por los distintos proyectos que lidera y no tenemos dudas que en el futuro nos sorprenderá con algo nuevo. Vive en Santiago, con su señora Carolina y sus 4 hijos, Matías, Maria Trinidad, Benito y Mercedes. 

Ya conoces la historia de nuestro primer triatleta olímpico y ya sabes por que es “Leyenda”